7 consejos útiles para preparar tu coche para el verano

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Tras el inicio de la ‘Operación salida’ del verano, las carreteras españolas dan la bienvenida nuevamente a oleadas y oleadas de viajeros, que estarán en el punto de mira de los nuevos radares de la DGT. Según las estadísticas, estos meses se registrarán alrededor de 84 millones de desplazamientos, un porcentaje ligeramente superior al año anterior, que lleva aparejado un mayor riesgo de siniestros, incidentes y averías. Revisar el dibujo de los neumáticos, llevar parasoles y bebidas energéticas o poner a punto el sistema de refrigeración serán cruciales en la preparación del coche para el verano.

consejos-útiles-para-preparar-tu-coche-para-el-verano

Cuando el 34% de los jóvenes que consiguen el carnet conducen con miedo, afrontar el periodo vacacional puede suponer un auténtico desafío, considerando los muchos problemas asociados a esta época del año (tráfico elevado, altas temperaturas, averías recurrentes, etc.). No obstante, evitar estos percances es posible si preparamos nuestro coche para el verano de forma exhaustiva. La prevención continúa siendo el mejor aliado de la seguridad vial.

Cómo preparar tu coche para el verano (y no morir en el intento)

Comprobaciones generales

Aunque sea tedioso, revisar los niveles de aceite, el líquido de frenos e incluso el agua del limpiaparabrisas puede ahorrarnos muchísimos disgustos durante nuestras vacaciones. Tampoco debemos subestimar la importancia de la batería; si bien su vida útil suele prolongarse hasta los 5 años, recomendamos comprobar su funcionamiento antes de ponernos en ruta, con el fin de evitar desfallecimientos imprevistos. Por descontado, no pueden faltar en nuestra guantera la documentación obligatoria (permiso de circulación, pegatinas ITV, seguro del coche, etc.), determinados accesorios (los triángulos de señalización, la rueda de repuesto, etc.) o aquellos medicamentos que debamos consumir si padecemos problemas de hipertensión, alergias o diabetes al volante. ura/

Neumáticos en regla

Tanto la presión como el dibujo de nuestros compuestos deben encontrarse en óptimas condiciones. Como consecuencia de las altas temperaturas, una presión baja no sólo aumenta el riesgo de sufrir pinchazos y reventones sino que además puede disparar el gasto de carburante (hasta un 7%). También es obligatorio que su huella sea visible, con una altura mínima de 1,6 mm. Si quieres ampliar esta información, te recomendamos echar un vistazo a estas claves para cuidar los neumáticos en verano.

Parasoles y bebida en abundancia para combatir los calores

Dado que no siempre podremos estacionar el vehículo en arboledas y parkings cubiertos, disponer de un parasol específico para la luna delantera resulta imprescindible. Este sencillo accesorio logra amortiguar la temperatura más de 10 grados centígrados. Por otra parte, realizar pausas de 10-20 minutos cada 2 horas de marcha y consumir agua en abundancia es una práctica recomendada para resisitir los golpes de calor y mantener nuestros reflejos al 100%. Recordemos que la deshidratación al volante es un factor de igual peligrosidad que la somnolencia y la ebriedad.

Frenos, listos para la acción

Realizar un pequeño test al sistema de frenado también nos ahorrará numerosas molestias, pues su desgaste se incrementa con el calor. Si no logramos certificar su correcto funcionamiento, debemos revisar las pastillas en busca del problema. Acudir a un taller de confianza es la opción más sensata si no encontramos una solución.

¿Están en orden tus sistemas de ventilación?

La estación primaveral deja una huella patente en nuestros sistemas de ventilación, atorando los filtros de polen y contribuyendo así al sobrecalentamiento de la unidad de potencia. Liberar estos conductos para «oxigenar» nuestro motor tiene, pues, una gran importancia en la preparación del coche para el verano.

¿Y qué hay del aire acondicionado?

¿Sabías que 3 de cada 10 averías en verano están relacionadas con el climatizador? Los datos recabados por el Grupo de Red Europea de Garantías de Vehículos (REGV) no dejan lugar a dudas: debemos revisar a conciencia el funcionamiento del aire acondicionado antes de emprender ruta, pues cualquier fallo arruinaría nuestras vacaciones soñadas.

Sistema de refrigeración a punto

Entre julio y agosto los episodios de calor extremo serán moneda corriente en nuestras carreteras, con temperaturas que pueden superar fácilmente los 45 grados. Procurar que el líquido refrigerante se encuentre en niveles óptimos se hace, pues, imprescindible para evitar los temidos sobrecalentamientos del motor, causantes de un amplio espectro de problemas: fugas, rotura de manguitos, etc. Por regla general, cada 40 mil kilómetros conviene revisar este parámetro.

El pasado verano fallecieron 225 personas en accidentes de tráfico, una cifra trágica que pone de manifiesto los muchos peligros que amenazan nuestra seguridad en carretera. Para conseguir los ‘cero fallecidos’ en 2020, debes respetar tus horarios de descanso, extremar la precaución en tus desplazamientos y disociar el consumo de alcohol al volante, pues la permisividad con las bebidas espirituosas aumenta durante el periodo vacacional. ¡Anímate! ¿Qué opinas de nuestros tips para preparar el coche para el verano?, ¿podrías añadir alguno más de tu propia cosecha? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


nueve − 9 =