¿Cómo saber cuándo hay que cambiar de marcha?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

¿Sabías que realizar cambios bruscos de marchas o manipular el embrague de manera incorrecta constituye una falta leve en el examen práctico? Para los conductores noveles, el uso adecuado de la caja de cambios requiere muchas horas de práctica. Sin embargo, conocer a fondo la teoría acerca de este elemento automotriz les ayudará a acelerar su aprendizaje.

cómo saber cuándo hay que cambiar de marcha

A pesar de la longevidad de este elemento automotriz (las primeras cajas de cambio se remontan a finales del siglo XIX), son muchos los conductores que ignoran en qué momento deben subir y bajar marchas.

Una de las preguntas más comunes es cómo saber cuándo hay que cambiar de marcha. En las siguientes líneas responderemos a esta cuestión, además de profundizar en el funcionamiento de la caja de cambios. ¿Nos acompañas?

Entonces, ¿cómo saber cuándo hay que cambiar de marcha en el momento adecuado?

Aunque la coordinación entre los pedales y la palanca de cambios se logra acumulando kilómetros, subir o bajar una marcha en el momento exacto requiere más teórica que práctica. Se debe conocer la relación entre la marcha y la velocidad a la que circulamos, pues la respuesta a cómo saber cuándo hay que cambiar de marcha se encuentra en las revoluciones.

¿Por qué las revoluciones del motor (RPM) son el mejor indicador para cambiar de marcha? En primer lugar, es importante aclarar que, para realizar una conducción eficaz, hay que circular al mínimo de revoluciones; de esta forma, prolongaremos la vida útil tanto de la unidad de potencia como de la caja de cambios.

En respuesta a qué velocidad cambiar de marcha, se debe conocer, de antemano, si el motor de su vehículo es diesel o de gasolina. En el primer supuesto, se introducirá la siguiente marcha cuando las revoluciones alcancen las 1.500-2.000 RPM; en el caso de los motores de gasolina, el momento de cambiar de marcha se amplía hasta las 2.000-2.500 RPM.

Naturalmente estas cifras son estimaciones, pues cada modelo y fabricante especificará —o debería— entre qué revoluciones por minutos se debe introducir la siguiente marcha. Así pues, cómo cambiar las marchas correctamente está lejos de ser un desafío.

¿Cómo funcionan las marchas de un coche?

«Me cuesta pasar de primera a segunda marcha», «me equivoco al meter las marchas» y otras quejas son frecuentes entre los conductores primerizos. Una vez más, profundizar en la teoría de la caja de cambios puede ayudar a mejorar su uso y eficiencia.

Como probablemente sabes, la caja de cambios forma parte del sistema de transmisión, junto con el embrague, y generalmente está atornillado a la parte trasera de la unidad de potencia. Su funcionamiento es simple: la palanca de cambios, al ser manipulada por el conductor, se comunica con una serie de barras selectoras en la parte superior o lateral de la caja de cambios. Dichas barras se encuentran paralelas a los ejes que transmiten la energía a los engranajes.

cómo saber cuándo hay que cambiar de marcha-2

Por lo general, las cajas de cambio cuentan con diversos ejes con ruedas dentadas: el primario, el intermedio y el secundario, además del eje responsable de girar el piñón de la marcha atrás; las horquillas, el tambor de cambio o el mecanismo de retención de velocidades forman parte, asimismo, de la transmisión. Cuando el motor acciona el eje primario, éste acciona el intermedio, que gira a su vez los engranajes del eje principal, pero estos giran libremente hasta que se bloquean por medio del dispositivo sincronizado, que está ranurado en el eje.

Todas las cajas de cambio disponen de 6 marchas, exceptuando camiones (8 marchas) y determinados modelos (como el Land Rover ZF 9HP de 9 velocidades). A continuación se describirán en detalle las más importantes:

Punto muerto

Simbolizado con una ‘N’ en la palanca de cambios, en esta posición los engranajes del eje de salida giran libremente, mientras que los del eje intermedio se mantienen fijos. En otras palabras, no se transmite energía o fuerza a la unidad de potencia.

Primera marcha

La primera marcha se simboliza con un ‘1’ y utiliza el engranaje más pequeño del eje intermedio (es decir, el que tiene una menor cantidad de dientes). Esta posición proporciona un elevado par motor, lo que permite desarrollar la aceleración necesaria para revolucionar el motor hasta la siguiente velocidad.

Segunda marcha

En la segunda marcha, simbolizada con un ‘2’, la diferencia en el diámetro de los engranajes en los dos ejes se reduce. Esto da lugar a una mayor velocidad y un menor aumento del par.

Cuarta marcha

En la cuarta marcha, el eje de entrada y el eje principal están bloqueados entre sí, logrando una transmisión sin reducción de la velocidad, si bien el par disminuye. Esta marcha se simboliza con el número ‘4’ en el pomo de la palanca de cambios.

Marcha atrás

Su símbolo es la letra ‘R’ (del inglés, reverse) y se introduce por medio de un piñón loco que se interpone entre los engranajes de los dos ejes, haciendo que el eje principal invierta la dirección.

Saber cómo funcionan las marchas de un coche no es materia de interés único para los aspirantes al carnet de conducir. Los conductores experimentados, si desean cuidar este elemento automotriz, deben entender estos conceptos para evitar castigarlo innecesariamente.

El precio promedio de una caja de cambios es de 1.485,35 euros, según las estimaciones del portal Tallerator en base al precio de casi 500 talleres. Desarrollar una conducción ineficiente puede salir muy caro. ¡Anímate! ¿Qué opinas de esta información?, ¿echas en falta algún dato de interés? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


tres + 9 =