Cómo soltar el embrague correctamente

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

El embrague desempeña un papel esencial en el sistema de transmisión automotriz. De esta delicada pieza depende el control del par motor y su adecuada transferencia al eje trasero. Sin embargo, su mal uso es uno de los errores más comunes en el examen de conducir. ¿Cómo soltar el embrague correctamente?, ¿se debe pisar a fondo durante el cambio de marcha?, ¿qué síntomas presenta cuando su desgaste es excesivo? Estas y otras preguntas serán respondidas en las siguientes líneas.

cómo soltar el embrague correctamente

Cuando Karl Benz diseñó un embrague prototípico en 1885, pocos podían imaginar la enorme influencia que este ingenio ejercería en la industria automotriz, por entonces incipiente. Este primer embrague se componía de una simple correa que trasmitía el movimiento entre dos poleas, una de las cuales conectaba con un cigüeñal. Su posterior evolución dio lugar a los complejos y precisos embragues modernos.

Si aún no dominas el uso del embrague o te estás perfeccionando para superar con éxito un examen de autoescuela, descubrirás cómo soltar el embrague en primera y en el resto de marchas a continuación.

Así debes soltar el embrague de manera correcta

Antes de responder a la cuestión de cómo soltar el embrague correctamente, detallaremos de manera breve qué sucede cuando accionamos este pedal: en primer lugar (y por utilizar el término correcto), se desembraga, esto es, los discos que conforman el embrague se separan, dejando de transmitir la energía mecánica generada por el motor; el proceso contrario se produce al levantar el pie de dicho pedal, recibiendo esta acción el nombre de embragar.

Para soltar el embrague de manera correcta o embragar, es importante tener tacto y hacerlo con suavidad, nunca de golpe. De lo contrario, notarás un ‘tirón’, es decir, una desaceleración y aceleración violenta. Incluso si percibes que el embrague está duro, debes levantar el pie de forma suave.

Además, durante el punto de fricción del cambio de marchas, debes acelerar de forma progresiva mientras retiras el pie del embrague suavemente, tal como se ha mencionado.

3 tips para utilizar el embrague a la perfección

Con la información anterior, no deberías tener problemas para embragar y desembragar de manera eficaz, sin temor a dañar esta pieza ni a sufrir los molestos tirones durante la conducción. Pero son muchos los pequeños consejos y grandes trucos que pueden aprenderse para el uso adecuado y preciso de este pedal.

cómo soltar el embrague correctamente-2

Una dureza excesiva, la sensación de que patina y otros síntomas indican que la vida útil del embrague ha llegado a su fin, algo que debe vigilarse atentamente. Un embrague en mal estado perjudica al resto de piezas vinculadas al mismo.

Pisa a fondo el embrague durante el cambio de marchas

Tan importante como saber cómo levantar el pie del embrague es conocer el mejor modo de accionarlo. Para desembragar adecuadamente, debes pisar el pedal hasta el final de su recorrido. (Cuando hablamos de ‘a fondo’ nos referimos no tanto a la contundencia del acto como a su totalidad; hay que desembragar completamente, no a medias.)

Y es que sólo de esta forma lograremos maniobrar la palanca de cambios con suavidad, engranando la marcha sin fricciones. Al igual que lo hemos accionado en su totalidad (pisado a fondo), debemos retirar completamente el pie de dicho pedal. En el siguiente punto explicaremos por qué no debes descansar tu pie izquierdo en el embrague durante tus desplazamientos.

Evita mantener el pie en ese pedal durante la conducción

Desarrollar malos hábitos y manías parece formar parte de la vida del conductor. Acodarse en la ventana, descansar la mano derecha en la palanca de cambios y ―sí, lo has adivinado― dejar el pie izquierdo en el pedal del embrague.

Este hábito, tan común en conductores noveles, tiene un impacto muy negativo en la ‘salud’ del embrague. Por pequeña que sea la presión ejercida sobre dicho pedal, producirás un desacople entre el disco del embrague y el motor. A largo y medio plazo, este desacople genera un desgaste entre ambas piezas, reduciendo la vida útil del embrague ―su coste promedio ronda los 1.200 euros, no siendo por lo tanto un recambio grato para los pequeños ahorradores.

Vigila su deterioro con el paso del tiempo

¿Has aprendido cómo soltar el embrague correctamente y te has librado del anterior hábito, tan dañino para esta pieza? Desafortunadamente la vida de un embrague no es eterna. Su uso genera un desgaste, y el desgaste termina por inutilizarlo, aunque rara vez se ‘romperá’, sino que mostrará síntomas de que su duración ha llegado a su fin: su dureza, el olor a quemado, la sensación de que patina, etc.

En cualquier caso, a partir de los 100 mil kilómetros de uso debes vigilar estos indicadores. No obstante, es importante no confundir su desgaste con la rotura del sistema hidráulico, avería frecuente durante la vida útil del dispositivo.

En vista de lo anterior, el uso correcto del embrague está lejos de ser una cuestión baladí. Si quieres perfeccionar aún más tus habilidades al volante, estos tips para conducir un coche manual te serán de gran utilidad. ¡Anímate! ¿Qué te ha parecido esta información?, ¿echas en falta algún dato adicional? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


ocho − 7 =