Por qué sacarse el carnet en Navidad es una buena decisión

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

De acuerdo a Pons Seguridad Vial, más de 710 mil permisos de conducir fueron expedidos en 2015, la inmensa mayoría durante el periodo estival. Sin embargo, una pequeña parte de los mismos se otorgaron entre otoño e invierno. ¿Acaso el verano no es el mejor momento para matricularse? Aunque pueda sorprender, sacarse el carnet en Navidad ofrece una serie de ventajas inestimables: la asequibilidad de los precios, unos horarios más flexibles o el mayor porcentaje de aprobados endulzan esta época del año para los aspirantes al permiso de conducir.

sacarse-el-carnet-en-navidad

Como sucede en el turismo, el sector de las autoescuelas es un negocio que depende históricamente del ‘boom’ de las matrículas de verano para sobrevivir. Sin embargo, los centros no desaparecen el resto del año, como tampoco Roma o Lisboa cierran sus puertas después de agosto. Los meses de otoño e invierno constituyen la temporada baja de este mercado, pues sus clientes potenciales son estudiantes de entre 18 y 25 años, que dedica parte del periodo vacacional a conseguir la ansiada ‘L’.

Aunque la gran mayoría prefiera examinarse en verano, aprovechar la Navidad para sacarse el carnet es una decisión más inteligente en todos los sentidos. Las autoescuelas ofrecen auténticas gangas durante estas fechas, con cursos intensivos de unas 15 clases, que nos permiten reducir notablemente la inversión de tiempo y dinero. No obstante, los costes pueden variar de un municipio a otro, independientemente del periodo en que nos examinemos. Si quieres ampliar esta información, te invitamos a descubrir cuáles son los municipios más baratos para obtener el permiso.

4 razones para sacarse el carnet en Navidad

Diciembre es sinónimo de turrón, villancicos y regalos con lacito, pero también de grandes ofertas en los sectores más insospechados, como el de las autoescuelas. Como descubriremos a continuación, sacarse el carnet durante las navidades es una apuesta segura, con innumerables ventajas y garantías que son inexistentes en los meses de verano:

Menor afluencia de alumnos

Primeramente, el número de estudiantes en las clases teóricas es muchísimo menor. La saturación de las aulas es una de las quejas habituales entre el alumnado, pues este factor puede condicionar la educación y hacerla deficiente. Sin embargo, compartir la clase con pocos aspirantes nos aportará una mayor confianza y seguridad, favoreciendo tanto la concentración como la comprensión del temario.

Mayor flexibilidad horaria

Otra de las ventajas de sacarse el carnet en Navidad es el horario, menos riguroso que el resto del año, cuando determinados centros llegan incluso a echar el cierre. De esta forma, nos sentiremos más cómodos y lograremos rebajar las tensiones que son habituales al matricularse. Pero si los nervios son un grave problema en tu caso, estos trucos increíbles te ayudarán a superarlos.

Matrículas más asequibles

Como venimos avisando, los precios se desploman durante la temporada baja de cualquier sector, y el de la educación vial no es una excepción. Por ello, cada vez son más los alumnos que deciden obtener su carnet en estas fechas, bien cursando la parte teórica en agosto y la práctica en diciembre, o ambas en este periodo.

Mayor porcentaje de aprobados

Las estadísticas también están de nuestra parte en la época navideña. De acuerdo a los datos recavados por la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, el balance de aprobados alcanza un 58% en determinados años. Este porcentaje se encuentra muy por encima del promedio, lo que confirma algunas de las ventajas mencionadas, así como la conveniencia de afrontar este desafío en diciembre.

No obstante, vale la pena mencionar que sacarse el carnet en Navidad tiene sus inconvenientes. En primer lugar, la meteorología es menos bondadosa que la veraniega y puede obligarnos a examinarnos con niebla o en días lluviosos. También el tráfico puede volverse en nuestra contra durante los días festivos. Por otra parte, no dispondremos de un plazo tan extenso, lo que puede suponer un obstáculo para ciertos alumnos. De ahí que abunden cursos intensivos.

Con todo, pasar este «calvario» durante el invierno nos permitirá disfrutar al máximo de la vacaciones de verano, una perspectiva muy sugerente para el público estudiantil. Independientemente de lo que decidas, te recomendamos utilizar las mejores aplicaciones para sacarse el carnet y así gozar de mayores probabilidades de éxito. ¡Anímate! ¿Qué te parece la idea de examinarse durante la Navidad?, ¿dirías que es un buen momento o prefieres el periodo estival? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


+ tres = 8