¿Qué es la psicología vial y cómo puede ayudarte en la conducción?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Conducir es una acción humana, y como tal es susceptible de someterse al análisis psicológico. Esta disciplina ha realizado grandes aportación a la seguridad vial (uno de los últimos, la asociación entre el TDAH y la pérdida del carnet de conducir). Pero ¿en qué consiste la psicología vial?, ¿cómo puede ayudarnos?, ¿cuántos tipos de conductores existen? ¡Descúbrelo en las siguientes líneas!

psicología vial

La psicología aplicada a la conducción está lejos de ser una novedad, pero sólo una minoría de conductores entiende las aplicaciones de esta disciplina tan fascinante.

¿Por qué se producen los accidentes?, ¿o las distracciones, la agresividad o la temeridad al volante? La psicología aplicada a la conducción pretende dar respuesta a estas y otras cuestiones, que en ocasiones van más allá de las propias percepciones, los prejuicios o las tendencias emocionales.

En ocasiones, incluso, la psicología del tráfico abre interrogantes sociales muy interesantes. Por ejemplo, un reciente estudio de la Universidad de Helsinki sobre 1.892 conductores de Finlandia reveló que los propietarios de vehículos de alta gama manifiestan una menor empatía al volante y tienden a mostrarse más desagradables con el resto de usuarios.

¿Qué es la psicología vial? Psicología + conducción

La psicología vial puede definirse como una disciplina de la psicología que estudia la relación entre los procesos psicológicos y el comportamiento de los conductores. Su finalidad es aplicar aspectos teóricos de esta ciencia para mejorar la movilidad del tráfico o la seguridad al volante. Y es que el de factores como la atención, la memoria, la cognición espacial, la inexperiencia, el estrés, la embriaguez o la fatiga permiten comprender e investigar las acciones humanas en la carretera.

miedo a sacarse el carnet de conducir-1

La psicología aplicada a la conducción se estudia frecuentemente junto con la investigación de siniestros viales para evaluar las causas, así como las distintas motivaciones que operan a tres niveles: (1) comportamiento razonado o planificado, (2) comportamiento impulsivo o emocional, y (3) comportamiento habitual.

5 tipos de conductores que pueden encontrarse según la psicología vial

Esta curiosa clasificación, presente en numerosos estudios e investigaciones, es una de las aportaciones más fascinantes de la psicología aplicada a la conducción. Conocerla te permitirá identificar los tipos de conductores con los que puedes tropezar en la ‘jungla’ del asfalto y, en consecuencia, desarrollar una conducción defensiva más eficaz. ¿Nos acompañas?

Conductor novel

Este conductor es a menudo joven y manifiesta un comportamiento demasiado confiado en sus habilidades o bien temeroso por estar acumulando sus primeros kilómetros. En ambos casos, su inexperiencia les lleva a cometer graves errores, poniendo en peligro al resto de conductores. ¿Una solución óptima si eres uno de ellos? Conseguir experiencia al volante de forma segura, circulando con un familiar u otra persona experimentada.

Conductor fatigado

Este tipo de conductores son comunes entre los transportistas y otros profesionales que necesiten circular durante muchas horas al día. Dado que estos usuarios pueden experimentar una somnolencia severa, el problema reside en su pérdida de reflejos, que los convierte igualmente en un peligro para sí mismos y para el resto de usuarios. A propósito de este punto, quizá te interese conocer estos tips para prevenir la somnolencia al volante.

psicología aplicada a la conducción

Conductor emocional

Dentro de la psicología del tráfico se estudia el modo en que los factores emociones influyen en la conducción. El llamado conductor emocional no es ningún sentimentalista, sino una persona que se deja llevar habitualmente por la ira, el nerviosismo, la tristeza u otras emociones al volante. ¿Y cómo les afectan dichas emociones? Los conductores cabreados, por ejemplo, tienden a hacer movimientos bruscos y violentos, mientras que los nerviosos son indecisos en la toma de decisiones, a menudo abusan de sus frenos y es probable que conduzcan por debajo del límite de velocidad.

Conductor distraído

Este conductor aparta fácilmente la vista de la carretera mientras circula y pasa la mayor parte del tiempo en las nubes o en actitud de ensoñación; puede ser ese usuario que consulta su teléfono constantemente, que consume alimentos al volante o que manipula la radio en plena rotonda. En este sentido, te interesará saber que maquillarse, consumir alimentos y otras distracciones en carreteras son la segunda causa de mortalidad vial.

Conductor con prisas o estrés

Este conductor frecuentemente acelera, cambia de carril y realiza maniobras al límite en un esfuerzo por alcanzar su destino lo más rápido posible. No hace falta decir que este usuario tiene grandes probabilidades de accidentarse en más de una ocasión en su vida como conductor, de sufrir un mayor número de multas que el resto e incluso de agotar el saldo de su carnet de conducir.

Desde luego, la psicología vial es una ciencia interesante, que promete contribuir a la mejora del tráfico, la reducción de la siniestralidad y otros aspectos vinculados a la conducción. ¡Ahora es tu turno! ¿Qué opinas de la psicología aplicada a la conducción?, ¿crees que el estudio del comportamiento humano puede reducir la mortalidad en carretera? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


2 − = uno