Pérdida del carnet y TDAH: un estudio sorprende al asociar este transtorno con la siniestralidad de los conductores

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

¿Sabías que 1 de cada 5 conductores que pierde su permiso de conducir tiene Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad? Un estudio sobre TDAH realiza esta controvertida afirmación tras una encuesta, que sigue la estela de otras investigaciones realizadas en Europa. No obstante, esto no significa que los afectados por TDAH no puedan ponerle al volante, como explican los autores de este estudio.

Pérdida del carnet TDAH-2

Imagen teatralizada de una conductores ficticia con TDAH.

Con el apoyo del Servei Català de Trànsit, el Servicio de Psiquiatría del Hospital de Vall d’Hebron sorprendió el pasado mes de septiembre con la publicación de un novedoso estudio, comandado por el especialista Miquel Casas. Tras analizar a 611 personas que habían cometido delitos de tráfico, se concluyó que el TDAH estaba presente en 1 de cada 5 conductores que perdía su carnet (el 20%).

De acuerdo a Miquel Casas, «el TDAH presenta una conducta impulsiva y la posibilidad de tener un accidente, con y sin lesiones, es mayor que la de individuos que no tienen este trastorno». La mayor parte de los usuarios encuestados estaba realizando cursos de recuperación de puntos. A propósito de estos cursos, quizá te interese conocer estas formas para recuperar tu carnet por puntos.

No obstante, Casas apunta acerca de los conductores con TDAH: «no quiere decir que no puedan conducir sino que un TDAH no tratado tiene más problemas. […] Está bien poner semáforos y mejorar la red viaria pero también hay que mirar qué sucede con los conductores como medida de seguridad preventiva».

Pero además se estima que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad está presente en un 25% de la población conductora que infringe las normas de tráfico. Este porcentaje, sin embargo, contrasta con el 4-5% del resto de la población a la que se atribuye esta trastorno. No obstante, la propia existencia del TDAH es cuestionada por algunos autores, y como se hará evidente en el siguiente punto, sus estudios a investigaciones tienden a confrontar sus resultados.

Un estudio sueco sobre el TDAH contradice al de Vall d’Hebron

Como se ha mencionado, el TDAH tiene un halo controversial que acompaña a todos sus estudios (incluso su descubridor, Leon Eisenberg, afirmó que «es un ejemplo de enfermedad ficticia»). Las conclusiones del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Vall d’Hebron no coinciden con las del Instituto Nacional de Investigación de Carreteras y Transporte de Suecia.

Pérdida del carnet TDAH-1

En julio de 2018 estimaron que el TDAH no influye en la conducción, y de hacerlo las diferencias serían mínimas con respecto a usuarios no diagnosticados. «Para llevar a cabo pruebas seguras y repetibles, hemos utilizado uno de los simuladores de conducción de VTI», explicó Birgitta Thorslund, concluyendo acerca de la conducción con TDAH que «nuestros resultados sugieren que si existe tal diferencia probablemente sea pequeña, significativamente menor que cualquier estimación previa mostrada».

¿Qué es el TDAH y cómo afecta a los conductores?

En opinión de la psicología moderna, los adultos con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH tienen un mayor riesgo de sufrir siniestros al volante que los adultos sin TDAH. Los síntomas no tratados de TDAH en un conductor adulto pueden afectar a sus capacidades del volante de forma severa.

Las dificultades incluyen la asunción de riesgos innecesarios, el mal juicio o la búsqueda de “emociones”, que ponen en riesgo la seguridad de otros conductores. Además, los adultos con dicho trastorno tienden a sobreestimar sus habilidades de conducción.

Por otra parte, otra desventaja asociada a la conducción con TDAH es la falta de atención. Gran parte de los siniestros se producen en la actualidad como consecuencia de distracciones en carretera, como manipular la radio, utilizar el teléfono móvil o consumir alimentos. Los afectados por TDHA son más susceptibles de desviar su atención de la carretera y desencadenar accidentes.

Estas claves te ayudarán a combatir el TDAH al volante

Reduce las distracciones al mínimo

Además de la asunción de riesgos innecesarios, los conductores con TDAH comparten su dificultad para mantener la atención en la carretera. Por ello, los afectados deben reducir cualquier fuente de distracciones al mínimo: no escuchar música, poner el smartphone en ‘modo vuelo’ o evitar consumir alimentos durante el trayecto.

maquillarse-consumir-alimentos-y-otras-distracciones-en-carreteras-son-la-segunda-causa-de-mortalidad-vial

Planifica los desplazamientos en carretera

Planificar la ruta a seguir y las paradas que se realizarán durante un desplazamiento puede ayudar al conductor a calmar sus emociones y desarrollar una conducción tranquila y relajada. De esta forma, se evita que los adultos tomen decisiones espontáneas o actúen de forma impulsiva, con cambios de dirección que pueden suponer un grave riesgo para sí mismos y para los demás.

Conduce preferiblemente sin pasajeros

En efecto, la presencia de copiloto y otros pasajeros da lugar a conversaciones y situaciones que merman la capacidad de atención de los conductores con TDAH. Por ello, es preferible circular en solitario, o hacerlo con los pasajeros adecuados.

En vista de lo anterior, y en opinión de la psicología moderna, ser diagnosticado con TDAH no implica abandonar el mundo de la conducción, sino adaptarse para reducir sus efectos negativos. ¡Ahora debes pasar a la acción! ¿Crees que el TDAH es un trastorno real para los conductores?, ¿padeces o conoces a algún conductor que padezca dicho trastorno? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


7 + = ocho