¿Miedo a conducir? 2 de cada 10 conductores sufren al volante

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

La amaxofobia continúa siendo un tema de plena actualidad. Si unos meses atrás señalábamos que casi el 35% de los jóvenes con carnet conducen con miedo, ahora las últimas estadísticas ponen de relieve la gravedad de la situación, afirmando que 2 de cada 10 conductores en nuestro país sufren esta incapacidad en su día a día. Como descubriremos a continuación, encontrar la raíz del problema, combatir el estrés y nerviosismo y llevar a la práctica otros consejos pueden reducir y eliminar esta mal tan extendido entre nuestros conductores. ¡Despídete del miedo a conducir!

miedo-a-conducir-2-de-cada-10-conductores-sufren-al-volante

Según una encuesta elaborada por Crowdparking Wazypark, el 20% de los conductores españoles sufre ataques de pánico al volante. Entre las principales razones asociadas a esta incapacidad reconocemos el temor a hacer daño a otros viajeros, el recuerdo de experiencias traumáticas durante la primera infancia o la inseguridad de no tener la destreza necesaria para desarrollar esta actividad, entre un espectro de causas que sorprende por su amplitud y diversidad.

Como probablemente sepas, la amaxobia se define como «fobia a conducir un vehículo o a viajar en él», de acuerdo a la Real Academia Española, y el palabro en cuestión procede de la unión entre ‘amaxo’ (carro) y ‘fobia’ (miedo). Aunque pueda sorprender, este trastorno está cada vez más presente en la población conductora, siendo la principal causa de un porcentaje minoritario de los accidentes viales. Desde su descubrimiento a finales del siglo pasado, las víctimas de la amaxofobia se han incrementado de forma exponencial, y la tendencia no muestra ningún signo de que vaya a «frenarse».

Cómo superar el miedo a conducir

Afortunadamente existen numerosas formas de afrontar y superar el miedo a conducir, un problema común entre los alumnos de autoescuela, que afecta especialmente a la población femenina, siendo las mujeres mayores de 40 años las principales afectadas.

Enfrenta tus miedos

Que el miedo a conducir sea irracional no signfica que no tenga una raíz. Lo mismo que ocurre con otras tantas fobias, la mejor forma de superarla es encontrar la principal causa del problema: un accidente de tráfico como peatón o conducir, la pérdida de un familiar en la carretera, etc. Una vez haya sido definida esta causa, debemos hacer acopio de determinación y enfrentarnos a ese miedo a través de la acción: conduciendo. Huir nunca debería ser una opción.

Combate el estrés con ayuda de calmantes y mentalización

La gran epidemia del siglo XXI, el estrés, es uno de los factores causantes de la amaxofobia, llegando a ser el detonante en mucho casos. Una forma excelente de combatir ese factor es utilizar a relajantes naturales (como infusiones de tilo o manzanilla) antes de ponerse al volante. Asimismo, debemos mentalizarnos, cultivando pensamientos positivos sobre la feliz experiencia que tendremos al volante. Procurar que el cuerpo y la mente se conecten nos ayudará a evitar que los miedos tomen el control.

Hazte impermeable a las críticas

La conducción no es diferente a cualquier otra habilidad o capacitación. La autoconfianza demuestra ser fundamental para dar el 100% y evitar que nuestros miedos nos lleven a situaciones de pánico. De hecho, quienes carecen de ella pueden encontrar mayores dificultades en su aprendizaje al volante, lo que explicaría en parte el posterior desarrollo de amaxofobia. En muchos casos, son las críticas y comentarios de familiares y/o de nuestro círculo de amistades los responsables de minar nuestra confianza y empujarnos a estados de preocupación extrema. Vale la pena recordar las palabras de Goethe acerca de esta cualidad: «Confía en ti, y sabrás cómo vivir».

Aunque la amaxofobia es un mal cada vez más corriente en nuestras carreteras, las clases de reciclaje para conducir y otras ayudas prometen aplacar esta incapacidad al volante, a veces motivada por la inexperiencia del conductor. ¡Anímate! ¿Qué opinas de este insólito problema?, ¿has conocido a alguien que lo haya sufrido? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


8 + ocho =