Claves para entender la importancia de los sistemas de retención infantil

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Algunos conductores españoles no valoran la vida de sus hijos. Al menos, esto es lo que se deduce del último estudio del DUCIT, que señala que el 5% de nuestra población conductora no usa sillas infantiles y más del 35% las emplea de forma errónea. Que estas malas prácticas estén en el punto de mira de la DGT tampoco parece afectarles. Como descubriremos a continuación, la escasa importancia que conceden algunos usuarios a los sistemas de retención infantil (SRI) contrasta, sin embargo, con la alta seguridad y fiabilidad que proporcionan estas sillas, que en AutoescuelaPro nos atrevemos a calificar de ‘salvavidas de carretera’: porque en 7 de cada 10 accidentes son lo único que separa a los infantes de una muerte segura.

importancia-de-los-sistemas-de-retención-infantil

Salvan vidas

Para una parte de las familias, los SRI son accesorios engorrosos que deben comprarse para eludir las multas de tráfico. Sin embargo, las estadísticas indican que el uso de estos equipamientos reduce hasta un 75% el riesgo de morir y un 90% el riesgo de sufrir lesiones en caso de siniestro. Estas y otras cifras hablan con rotundidad sobre la importancia de los sistemas de retención infantil.

SRI adecuado, protección adecuada

No todos los SRI son iguales. Existen hasta 4 modelos diferentes, diseñados en función de la edad, el peso y el tamaño, que el niño/a en cuestión utilizará durante su crecimiento. Tenemos, en primer lugar, los del Grupo 0 (para usuarios de 12 a 13 kilogramos), los del Grupo I (hasta 18 kg), los del Grupo II (de 15 a 25 kg) y los del Grupo III (de 22 a 36 kg). Subestimar este apartado puede tener efectos desastrosos, pues la falta de sujeción de un asiento o una ergonomía inadecuada aumentan el riesgo de sufrir lesiones, en el mejor de los casos.

Una mala instalación puede inutilizar el sistema

Como es evidente, orientar erróneamente los SRI o ajustarlos con exceso o falta de holgura disminuye de forma sustancial su efectividad, hasta el punto de ser incapaces de ‘retener’ a su ocupante en impactos a altas velocidades. Especialmente recomendables son los mecanismos de sujeción ISOFIX, integrados en los nuevos vehículos, pues permiten anclar la silla al chasis en lugar de a los asientos tradicionales. En líneas generales, los sistemas de retención infantil deben instalarse en el sentido contrario al avance del vehículo y obligatoriamente en el asiento trasero. No obstante, todos incluyen un manual de uso, que conviene revisar a fondo.

importancia-de-los-sistemas-de-retención-infantil

Los datos avalan su importancia

En la última década la tasa de mortalidad infantil en carretera ha mejorado considerablemente. El pasado año 25 niños/as perdieron la vida en accidentes de tráfico, una cifra trágica que sin embargo contrasta con los 159 del 2001. Desde luego, la dinámica es muy prometedora, y debemos alentar a las autoridad a perseverar en su labor hasta alcanzar los ‘cero fallecidos’ en 2020.

Por último, vale la pena mencionar que el uso de los SRI es obligatorio en nuestro país, y que el precio de no utilizar estos sistemas va desde la sanción económica (200€) hasta la pérdida de la custodia para los padres, en casos extremos. Asimismo, te recomendamos utilizar sillas homologadas por la Unión Europea y que cumplan estrictamente con la reglamentación vigente. ¿Y tú, crees en la importancia de los sistemas de retención infantil?, ¿cómo podría mejorarse la seguridad de estos ocupantes? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− 3 = seis