El límite de velocidad en vías secundarias, en el punto de mira de la DGT tras un verano ‘negro’

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

«Los datos no son buenos este verano». Así de contundente se ha expresado Pere Navarro Olivella, director de la DGT, a propósito del incremento del número de fallecidos en carretera durante el periodo estival. Hasta 4,2 millones de desplazamientos llegaron a producirse durante estos meses, con el habitual repunte de siniestros mortales. Las cifras de este año confirman la dinámica negativa de los últimos años, tras una década de mínimos históricos.

Las malas cifras cosechadas en verano han llevado a la DGT a cuestionar la seguridad de las vías convencionales, donde se han concentrado el 77% de los siniestros mortales en verano.

Las malas cifras cosechadas en verano han llevado a la DGT a cuestionar la seguridad de las vías convencionales, donde se han concentrado el 77% de los siniestros mortales en verano.

«El dispositivo que tenemos preparado, tendrá verdadero sentido si la totalidad de los distintos usuarios de las vías somos conscientes de la responsabilidad que tenemos cuando nos ponemos en carretera», avisaba la Dirección General de Tráfico antes de la operación ‘Retorno del verano’. «Las acciones que adoptamos en la vía tienen una repercusión directa y encadenada en el resto de usuarios, por tanto prudencia y respeto a las normas de circulación»

Desafortunadamente las cifras ha vuelto a poner en entredicho la seguridad vial, con un acusado repunte en la mortalidad en todas las comunidades autónomas durante el verano. Una de las conclusiones derivadas de este mal ejercicio ha sido la peligrosidad de las carreteras secundarias, donde se han concentrado más de la mitad de los siniestros mortales. De ahí que Pere Navarro hay puesto sobre la mesa un debato que provoca rechazo entre los conductores: la restricción de la velocidad en estas vías.

Vías secundarias, candidatas a sufrir una subida del límite de velocidad

Uno de los límites genéricos de velocidad establecidos en España es la restricción de 100 km/h en carreteras convencionales. Sin embargo, este límite puede estar próximo a cambiar, pues la DGT estudiar disminuirla a 80 km/h, siguiente el ejemplo de otros países europeos, donde se encuentra homologado de esta forma desde hace varias décadas.

«Me cuesta encontrar argumentos en contra, pero en este país cada vez que tocas el tema de velocidad salen resistencias extrañas», ha expresado Pere Navarro sobre el particular, pero lanzando un aviso: «Hemos abierto el debate para reducir el límite en las carreteras secundarios». No parece probable que Tráfico vaya a dar su brazo a torcer, de manera que un nuevo límite de velocidad podría ser anunciado durante la recta final del año.

España es, en este sentido, el país europeo con las vías convencionales más ‘rápidas’ del continente, superando los 90 km/h de Bélgica, Grecia, Italia y otras naciones. También supera a Suiza, Noruega, Malta, Francia y Finlandia, entre otros, donde el límite establecido es de 80km/h, precisamente el que está siendo barajado por la autoridades. Pero ¿cuál es la razón de este aumento en las restricciones de velocidad en vías secundarias?

Un verano para olvidar, la principal razón para restringir el límite de velocidad

Pero la propuesta de subir el límite de velocidad en vías secundarias no es casual. El de 2018 ha sido uno de los veranos más ‘negros’ que se recuerdan, a pesar de que, a mediados de agosto, Tráfico ya preveía un repunte en las cifras de mortalidad, motivo por el que se movilizó a más de 6 mil agentes y 10 helicópteros.

limite-de-velocidad-en-vias-secundarias-en-punto-de-mira-dgt

Hasta 259 personas han perdido en la carretera este verano, lo que supone un incremento notable con respecto al mismo periodo en 2017.

Estos temores no resultaron ser infundados, pues septiembre puso fin a la operación ‘Retorno del verano’ con 259 muertos en carretera, lo que supone un incremento del 15% con respecto al año anterior (34 fallecidos más). Sin embargo, el dato clave es el siguiente: 198 de estos accidentes mortales se produjeron en carreteras convencionales, no en autopistas o áreas urbanas. Es decir, más de la mitad de los fallecidos (un 77%) perdieron la vida en vías secundarias como consecuencia del exceso de velocidad.

En cuanto al tipo de accidente, en un (37%) fueron salidas de la vía, mientras que sólo un 29% y un 15% se debieron a choques frontales y laterales. «Los datos no son buenos este verano, pero no hay sorpresas después de tres años de aumentos continuos», afirmó el director de la DGT al respecto. En estos siniestros mortales, el uso del cinturón resultó inútil, pues 29 de los conductores fallecidos utilizaban esta medida de seguridad, mientras que el casco brillaban por su ausencia en los usuarios muertos en ciclomotores.

A decir verdad, la subida del límite de velocidad en carreteras secundarias no es debate surgido de la nada, pues María Seguí Gómez y Gregorio Serrano López, predecesores de Navarro al frente de la DGT, ya estudiaban la forma de reducir la velocidad en estos tramos. No obstante, la decisión final podría demorarse varios meses.

Como quiera que sea, el incremento paulativo del número de fallecidos en verano ha puesto a Tráfico en una difícil situación. Urgen medidas que pongan ‘freno’ a esta sangría, o de lo contrario el objetivo ‘cero fallecidos’ de 2020 perderá todo su simbolismo. ¡Anímate! ¿Qué opinas de esta medida de la DGT?, ¿crees que aumentará la seguridad en las carreteras convencionales? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− 2 = tres