Autoescuelas en verano: crece un 8% el número de matriculados

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Las autoescuelas han incrementado un 8% el número de matriculados en los meses de verano. Los responsables de este repunte son jóvenes de entre 18 y 20 años, deseosos de conseguir el carnet antes de comenzar sus estudios universitarios. Esta demanda, sin embargo, surge en un tiempo en que numerosas provincias están en pie de guerra por la falta de examinadores y la rigurosidad de las políticas de Tráfico. Así las cosas, hablamos de un momento de gran optimismo que, sin embargo, no logra eclipsar las horas bajas de un sector en trance.

autoescuelas-en-verano-crece-un-8-el-número-de-matriculados

Como viene siendo habitual, el periodo estival han dado un respiro al mercado de las autoescuelas, que saborea los últimos éxitos de agosto a sabiendas de que en otoño las estadísticas volverán a la normalidad. Históricamente julio ha sido el mes talismán de estos centros formativos, que dan la bienvenida a oleadas de jóvenes, dispuestos a aprovechar los cursos intensivos y ofertas extraordinarias que abundan en todas las comunidades.

No obstante, este crecimiento no implica un mayor número de aprobados, dado que la tendencia no ha cambiando en los último años: superar los exámenes con el menor número de prácticas, ahorrando tiempo y dinero, lo que se traduce en suspensos y más suspensos. Desde principios de 2015 el porcentaje se ha disparado un 12% en Navarra, y la dinámica no augura mejores resultados.

Las cifras evidencia la crisis del sector

Tampoco debe interpretarse como una mejora de la situación. Si bien hay signos prometedores que indican que lo peor (representado por un infernal 2013) ha quedado atrás, las cifras de 2008 y otros años aún están lejos de repetirse. Los bajos índices de natalidad, el elevado paro juvenil, la saturación del mercado y otros factores siguen alimentando la particular crisis del sector. Aún está por ver si las nuevas tecnologías (el coche autónomo de Google, etc.) y otras amenazas añadirán leña al fuego en un futuro próximo. Por el momento, el problema más inmediato está en los examinadores, cuyo número no es suficiente para dar soporte a la demanda.

La escasez de examinadores, una amenaza constante

De todos los factores transformantes, la coyuntura económica ha sido el más devastador, tanto entre los alumnos como entre los propios centros formativos. Años atrás sus plantillas se mantenían bien nutridas de profesores y examinadores, pero ahora son los mismos propietarios quienes se encargan de estos menesteres. A principios de año la CNAE (Confederación Nacional de Autoescuela) demandaba 500 plazas de examinadores, sin recibir por parte de la administración más que 16.

Como consecuencia, el pasado mes de julio se manifestaron cerca de 200 vehículos de autoescuela por este motivo en Valencia, en una insólita marcha que buscaba ampliar la oferta de fechas de los exámenes y reivindicar otros derechos esenciales, como el reconocimiento de las horas extra por desplazamiento. Desde Tráfico insisten en que no pueden hacer nada, mientras que el alumnado de diversas comunidades debe examinarse con hasta cuatro semanas de retraso.

Así pues, este repunte veraniego está maquillando los muchos problemas que golpean a las autoescuelas, aunque podemos confiar en que la situación acabará estabilizándose de un modo u otro. ¿Y tú, qué opinas de este auge? ¡Anímate y compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


8 − = siete