Simuladores de conducción: ¿el futuro de las autoescuelas está en la realidad virtual?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

En los últimos años el género de los simuladores se ha multiplicado y expandido a todos los ámbitos. Arquitectura, ingeniería, construcción y por supuesto, conducción. 3D Instructor, DriveSim o Simescar son algunos de los títulos que están sacudiendo el mercado. Todo parece indicar que la realidad virtual es el futuro, y las principales autoescuelas del país empiezan a convencerse de ello. Pero, ¿cuáles son las ventajas de esta nueva tecnología?, ¿podrá reemplazar a las clases prácticas en las autoescuelas?

simuladores-de-conducción-¿el-futuro-de-las-autoescuelas-realmente-está-en-la-realidad-virtual

Aprender a conducir, esa gran ambición que comparten miles de jóvenes y no tan jóvenes. Sin embargo, muchos de ellos deben renunciar al carnet por los elevados costes que supone la matriculación, las horas de prácticas, etc. Afortunadamente los últimos avances podrían tener la solución a estos y otros impedimentos. Hablamos de los simuladores de conducción, una tendencia creciente en el sector videojugabilístico que podría aterrizar de un momento a otro en el mercado de las autoescuelas.

Esta tecnología, prácticamente inviable décadas atrás, se ha vuelto accesible a pequeñas y grandes empresas, que no han tardado en manifestar su interés. Un buen ejemplo de ello es la reciente alianza entre Simumak y AEOL para explotar las posibilidades de la realidad virtual. Así las cosas, dar la bienvenida a estos softwares se posiciona como un paso lógico para estar a la vanguardia y destacar sobre la competencia. Tal vez no hoy pero sí mañana, claro está.

Realidad virtual, múltiples ventajas

Los softwares y cabinas de realidad virtual pretenden recrear, con precisión milimétrica, todos y cada uno de los pormenores de la conducción: uso de marchas y embrague, tráfico en tiempo real, señalización, cambios meteorológicos, entorno urbano, adelantamientos, etc. De manera que proporciona al alumno una experiencia completa, ideal para dar el salto de la teoría a la práctica de forma óptima.

simuladores-de-conducción-¿el-futuro-de-las-autoescuelas-realmente-está-en-la-realidad-virtual-drivesim

Así, los nervios de primer día o la escasa familiaridad del usuario con los mandos (entre otros factores que contribuyen al fracaso) quedarían subsanados. Asimismo se reducirían sustancialmente las horas de práctica y su consecuente coste para el alumno. Sin duda, una gran ventaja en tiempos de crisis, que daría un valor añadido a la autoescuela en cuestión.

No obstante, no todos los ‘driving simulator’ puede ser útiles para estos centros formativos. Basta echar una mirada a los ‘stock’ de videojuegos para entender la abundancia de este género. Los célebres Gran Turismo o Froza Motorsport, por mencionar a los más representativos, pueden ayudar a incrementar los reflejos de los jugadores pero poco o nada aportarán al aprendizaje de la señalización, al correcto manejo de vehículo o al desenvolvimiento en vías urbanas.

La llamada realidad aumentada, además, incrementaría el realismo y la calidad de la experiencia. En este sentido Oculus Rift, Totem VR o Avengant Glyph son los dispositivos más prometedores. Finalmente, conviene recordar que los estos dispositivos buscan complementar la experiencia real, no sustituirla, por lo que el ‘viejo’ sistema de prácticas seguiría siendo determinante. ¿Y tú, qué opinas sobre la realidad virtual? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


+ 3 = cinco