¿Cuáles son las recomendaciones de la DGT para conducir en nieve?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

¿Sabías que la nieve en carretera es responsable de un promedio de 270 fallecimientos al año? Así lo afirma la Dirección General de tráfico (DGT), cuya labor de difusión se hace notar especialmente durante estos meses de intensas lluvias y nevadas, dos factores que tienden a incentivar las tasas de siniestralidad en carretera. Pero ¿qué precauciones debemos tomar para evitar percances? La DGT responde.

recomendaciones-dgt-en-nieve

La visión en condiciones de nieve se reduce de forma considerable, de manera que el alumbrado adquiere una importancia notable.

Primeramente subrayar la obviedad de que si conducir no es estrictamente necesario, es preferible utilizar el transporte público o dejarlo para otro día, siempre que sea posible. Desafortunadamente el trabajo y otros compromisos imposibilitan que la mayor parte de los conductores permanezca en casa, por lo que si tienes que ponerte en ruta cuando la meteorología es adversa, las recomendaciones de la DGT en nieve te interesan y mucho.

7 recomendaciones DGT para conducir con nieve

Como descubrirás en las siguientes líneas, la distancia de frenado, el alumbrado, el equipamiento preventivo, el combustible y otros aspectos del vehículo reciben un tratamiento específico en condiciones de nieve, cuando extremar la precaución no es suficiente: hay que conocer una serie de buenas prácticas.

Llevar un kit antinevada

En fechas reciente Tráfico ha sido objeto de mofa por un tuit en el que recomendaba, a través de una imagen ilustrativa, llevar una suerte de kit antinevada con toda clase de objetos y repuestos (18 en total). A pesar de las burlas de los usuarios, esta recomendación no es baladí, pues incluir en nuestro ‘equipaje’ elementos como una pala, una radio o un botiquín de primeros auxilios puede ahorrarnos más de un disgusto. La seguridad no debería ser cosa de broma.

No exceder los 30 km/h

Otra de las recomendaciones DGT en nieve es limitar la velocidad, pues la adherencia de los compuestos en condiciones normales difiere radicalmente de las que ofrecen las superficies nevada. No es suficiente con incorporar las cadenas para salvar el obstáculo de la nieve: la conducción debe adaptarse a unas condiciones más delicadas, evitando además frenar con violencia o dar acelerones.

Informarse de los posibles cortes en carreteras

La información es poder, y los conductores deben comprenderlo cuanto antes. En condiciones extremas, las autovías se cortan, se producen grandes embotellamientos, accidentes fortuitos pueden ralentizar o incluso obstruir el curso natural del tráfico. Eliminar estos factores de riesgo no está en la mano de los conductores, pero sí su prevención.

recomendaciones-dgt-en-nieve

Mantener el depósito lleno contribuye activamente a estabilizar y optimizar la adherencia del vehículo en condiciones de nieve.

En la actualidad, conocer minuto al minuto la actualidad del tráfico es posible con aplicaciones como Waze o la propia app de la Dirección General de Tráfico. Consultarla antes de iniciar la marcha es un gesto sencillo que no quiere esfuerzo y que sabrá recompensar a los conductores evitándoles contratiempos innecesarios.

Mantener el depósito lleno

Aunque pueda sorprender, mantener el depósito lleno tiene una gran importancia en condiciones de nieve y lluvia extremas. La razón es simple: a mayor peso, mayor estabilidad ofrecerá el vehículo. Sin necesidad de adentrarse en los misterios de la mecánica, esta sencilla práctica nos ayudará a ganar un plus en el control y adherencia del coche. Por otra parte, el riesgo de verse atrapado en un atasco se incrementa en época invernal, por lo que disponer del depósito justo puede convertir un retraso de 30 minutos en una pesadilla.

No olvides que el alumbrado es tu aliado

Cuando la nieve comienza a caer, debemos encender el alumbrado del vehículo, y es importante cerciorarse de ello, pues muchos indicadores tienden a fallar en condiciones de bajo cero, pudiendo darnos una falsa señal de encendido. También es recomendable asegurarse de que la posición de las luces sea la correcta, con el fin de mejorar el campo de visión y hacernos más visibles a ojos del resto de conductores. Y es que la visión en condiciones de nieve se reduce de forma considerable.

Redobla la distancia de seguridad

Si haces memoria y recuerdas las lecciones teóricas que recibiste en la autoescuela, tendrás siempre presente que el recorrido de frenado aumenta en superficies heladas, como consecuencia de la pérdida drástica de agarre. De esto se deduce que la distancia con respecto a otros conductores debe incrementarse. De forma general, y repitiendo así la respuesta del teórico, la dicha distancia debe incrementarse diez veces, una recomendación que conviene no subestimar.

Precaución y sentido común

Es preferible excederse que quedarse corto en cuanto a precaución se refiere. Planificar el viaje con todo detalle, consultar la previsión meteorológica y estado del tráfico o incluso trazar rutas alternativas son excelentes formas de prepararse para una travesía sobre nieve. Huelga decir que tener a mano de los teléfonos de emergencia y de asistencia en carretera ahorrará a los usuarios más de un disgusto.

Con la inestimable ayuda de estas recomendaciones DGT en nieve, confiamos en que puedas incrementar la seguridad en tus futuros desplazamientos y contribuir así a lograr los ‘cero fallecidos’ en 2020, una meta ambiciosa, a la que nunca debemos renunciar por el bien de la seguridad vial. ¡Ahora es tu turno! ¿Qué opinas de estos consejos de Tráfico?, ¿podrías añadir alguno adicional? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− tres = 5