Es oficial: los menores deberán viajar en el asiento trasero bajo multa de 200€

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Tras años de intenso debate, la DGT ha establecido que los menores de edad con una altura inferior a 1,36 metros deberán viajar en el asiento trasero, tal como lo señala el artículo 117 en la reforma del Reglamento de Circulación. Una medida acertada que se refuerza con la obligatoriedad de utilizar sistemas de retención infantil homologados, blindando así la seguridad de los infantes, que tienen un mayor peligro en caso de siniestro.

es-oficial-los menores-deberán-viajar-en-el-asiento-trasero-bajo-multa-de-200€

El pasado 1 de octubre entró en vigor el nuevo Reglamento de Circulación, donde se reformaron diversos apartados, incluyendo aquellos que afectan a la seguridad de los más pequeños. Sólo los menores que superen los 1,36 metros de altura podrán desplazarse en el asiento delantero, mientras que el resto estarán obligados a viajar en los asientos traseros, además de utilizar un sistema de retención infantil adaptado a su talla y peso que cumpla las exigencias de la ley. Desde Tráfico, además, recomiendan extender el límite de su uso hasta los 1,50 metros.

De acuerdo a los estudios, estos sistemas reducen el riesgo de lesiones en caso de accidente en un 90% y los fallecimientos en un 75%. Desde luego, una razón de peso para utilizarlos y más aún para penalizar con 200 euros de multa y la retirada de tres puntos del carné a los conductores que no dispongan de estos equipos de seguridad. Esta sanción se suma a las infracciones de tráfico de 2015, ¿las conoces?

No obstante, la DGT establece una serie de situaciones excepcionales por las que el niño/a podría ocupar el asiento delantero: si el vehículo no contara con asientos traseros, si los mismos no pudieran acoger sistemas de seguridad o si estuvieran ocupados por otros menores. Por contra, ninguno de esos casos exime al conductor de disponer de los mencionados sistemas de retención infantil.

El asiento trasero central, el más seguro

La certeza de que la parte trasera del vehículo es la más segura no constituye ninguna novedad. Ya en el año 2013 el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) subrayó la importancia de destinar estos asientos a los más pequeños durante los desplazamientos. Una propuesta que, si bien ha tardado en entrar en la normativa de circulación, damos la bienvenida con el conocido dicho de ‘mejor tarde que nunca’.

Aunque no hay estadísticas sólidas al respecto, suponemos que un porcentaje significativo de las 1.131 de personas que perdieron la vida en nuestras carreteras en 2014, eran menores. Esta cifra, pese a ser inferior a la de años anteriores, nos sigue pareciendo alarmante y esperemos que siga descendiendo con ayuda de estas y otras medidas. Asimismo, desde la CPFCM aseguran que el asiento central es el lugar con menor peligrosidad, dado que ofrece más protección frente a los choques frontales o los volantazos involuntarios.

¿Cómo viajar más seguro este otoño/invierno 2015?

Paralelamente queremos recordarte algunos consejos de seguridad para tus desplazamientos estos meses, cuando las cambiantes condiciones meteorológicas obligan a extremar la precaución, como ya mencionamos en nuestras 6 claves para una conducción más segura este otoño.

En primer lugar, debes saber que los niños, hasta los cuatro años, tienen que viajar preferiblemente de espaldas al conductor, es decir, en sentido contrario a la dirección del coche, para así evitar posibles lesiones en tórax y cuello en caso de siniestro. Como es natural, despídete de transportar al niño en brazos o de “protejerle” con el propio cinturón, ni tan siquiera en travesías cortas. También es una gran irresponsabilidad manipular o hablar por el teléfono móvil al volante, que además conlleva multas de 200 euros.

El sueño y la fatiga son pésimos compañeros de viaje, ya que aumentan el tiempo de reacción, las distracciones y la capacidad en la toma de decisiones. Por ello, te recomendamos descansar un mínimo de siete horas antes de ponerte al volante y tomarte un respiro de 10-15 minutos cada dos horas. Quienes duden de los muchos riesgos de circular bajo los efectos del cansancio, deben saber que ofrece la misma peligrosidad que conducir ebrio.

Así pues, la Dirección General de Tráfico continúa extremando las precauciones en carretera con una medida que se suma a la actualización de los radares móviles o la educación vial en las escuelas públicas, entre otras. ¿Y tú, qué opinas de esta normativa?, ¿piensas que es el camino a seguir? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


nueve + = 16