Descubre Renault ZOE, el primer coche eléctrico de autoescuela

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Si bien unos meses atrás augurábamos el ascenso del coche eléctrico en nuestras aplicaciones útiles de las nuevas tecnologías, nadie podía imaginar que la electromovilidad llegaría a los centros de formación vial en 2016. Así ha ocurrido en Gran Canaria, gracias a la iniciativa de una conocida autoescuela local de integrar en su flota el Renault ZOE, vehículo de propulsión eléctrica, cuyas ventas se dispararon el pasado año y que promete revolucionar todos los sectores. ¿Te animas a descubrir el primer coche eléctrico de autoescuela?

descubre-renault-zoe-el-primer-coche-eléctrico-de-autoescuela

A finales del 2014 la RACC y Renault, con al beneplácito de la DGT, establecieron una intensa colaboración para convertir el Renault Zoe en el primer coche de autoescuela de tracción eléctrica, incorporándose poco después a sus centros formativos con resultados exitosos. Este año, gracias a la Autoescuela Trébol, el turismo francés de 5 plazas circula ya por las carretera de Gran Canaria, contribuyendo a la formación de nuevos conductores y sobre todo al conocimiento y desarrollo de la conducción eléctrica —un concepto con mucho futuro en el que se están involucradas marcas tan reputadas como Chevrolet, Honda o Mercedes.

En 2015 alrededor de 18.000 unidades Zoe fueron comercializadas, siendo el vehículo de su clase más vendido de Europa, lo que no debe extrañarnos considerando su gran autonomía (240 km/h), su elevada seguridad (cinco estrellas Euro NCAP) o su valor ecológico (cero emisiones de CO2). La decisión de integrarlo al sector de las autoescuelas parece más una necesidad vial que una estrategia de marketing, dado que la movilidad eléctrica facilita la conducción y acelera por lo tanto al aprendizaje en los conductores con minusvalía u otros impedimentos, además de todos aquellos comprometidos con el cuidado del medio ambiente.

La propuesta de Autoescuela Trebol no es un caso único. Taxistas de Valladolid, Madrid, Barcelona y otras provincias ya utilizan vehículos eléctricos en su jornada laboral. Por otra parte, Correos adquirió recientemente 25 unidades del Renault Kangoo Z.E. Y es que la propulsión eléctrica promete dar una vuelta de tuerca a la mayoría de los sectores en los próximos años.

Por qué la electromovilidad es el futuro inmediato

descubre-renault-zoe-el-primer-coche-eléctrico-de-autoescuela-poster

El pasado mes supimos que Nueva Delhi era desafortunadamente la ciudad más contaminada del planeta, con niveles de polución 15 veces superior a lo recomendable, según la OMS. El panorama en los núcleos urbanos de China tampoco es halagüeño, con hasta 500 microgramos por metro cúbico, lo que sobrepasa con creces los límites establecidos. Por el momento, Madrid y otras ciudades españolas muestran unos niveles de polución “asumibles”, aunque con una peligrosa tendencia que podría equipararnos a Pekín en menos de una década.

No hay alternativa. Conviene adaptarse, y rápido, a las nuevas tecnologías, como la electromovilidad, que pondría freno al creciente ‘smog’ o niebla contaminante gracias a su nula emisión de gases contaminantes y a unos procesos de fabricación más ecológicos. Sus motores, como sabemos, son silenciosos, por lo que también la contaminación acústica desaparecería o al menos se reduciría drásticamente. De cara al consumidor, esta tracción es mucho más asequible, se avería con menor frecuencia y tanto las revisiones como los seguros serían más baratos, en teoría.

Además, estos sistemas de movilidad se integrarían a la perfección en las propuestas de ‘smart city’ presentadas por ciudades como Valencia, Zaragoza o Barcelona en la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI). No obstante, no hace falta imaginar el futuro, dado que Noruega y otros países ya desarrollan la mayor parte de su electricidad (98%) sin emisiones contaminantes, siendo un buen ejemplo a seguir —Por supuesto, conviene considerar que su población (5,1 millones de habitantes) no puede compararse con los 13,5 millones de urbes superpobladas como Tokyo.

Los obstáculos inmediatos que imposibilitaban la viabilidad de esta tecnología, como la escasa velocidad y autonomía o los tiempos de carga excesivos, ya están encontrando soluciones, como vemos en el Chevy Bolt de 320 Km/h y el sistema desarrollado por EPFL, capaz de “llenar el depósito” en menos de 15 minutos.

Así las cosas, el avance del motor eléctrico es innegable, si bien aún queda mucho para que el coche autónomo de Google llegue a nuestras carreteras. Esperamos que la iniciativa de esta autoescuela canaria no tarde a encontrar seguidores por el bien del medio ambiente. ¿Y tú, qué opinas del Renault Zoe?, ¿dirías que este y otros modelos eléctricos tendrán futuro en las autoescuelas? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− 2 = cuatro