¡Centro madrileño sorprende al anunciar el primer coche de autoescuela de gas natural!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Si recientemente RED Driving School, Autoescuela Trébol y otros centros abrazaron el primer coche eléctrico de autoescuela, ahora les llega el turno a los modelos GNV. Una alianza sin precedentes entre Autoescuela Gala y Gas Natural Fenosa ha implantado con éxito el primer coche de autoescuela de gas natural, una gran aportación al sector de la educación vial, que podría tener seguidores en los próximos años. Pero ¿cuáles son sus ventajas con respecto a otras energías alternativas? ¿Y sus desventajas?

centro-madrileño-sorprende-al-anunciar-el-primer-coche-de-autoescuela-de-gas-natural-energía-sostenible

La autoescuela madrileña Gala, que cuenta con unos 40 centros repartidos por la Comunidad de Madrid, dio la campanada el pasado mes al integrar vehículos de gas natural en su flota, con el firme propósito de «conseguir un estilo de vida menos dependiente de coches contaminantes para mejorar el aire de la ciudad», como ha señalado Miguel Ángel Blánquez, director general de Gala.

Desde el punto de vista económico, la propulsión GNV es un auténtica ganga para los centros formativos. Suponiendo que uno de estos vehículos realice unos 50-60 mil kilómetros al año, el ahorro anual superaría los mil euros. La capital dispone además de 10 estaciones de carga/descargar de Gas Natural Fenosa (de un total de 42 repartidas por España). Una ventaja de la que se beneficiarían a su vez el sector del taxi y del transporte, entre otros.

Pros y contras de los coches de autoescuela de gas natural

centro-madrileño-sorprende-al-anunciar-el-primer-coche-de-autoescuela-de-gas-natural

La caída del precio del crudo y el ‘boom’ de las energías verdes han sacudido la industria de la automoción, que no ha dejado de innovar para impulsar el segmento de los motores ‘eco’. Uno de sus últimos exponentes es el GNV (Gas Natural Vehicular), cuyas ventajas a nivel energético sorprenden a propios y extraños. Este combustible ecológico reduciría considerablemente los costes de su producción con respecto al petróleo o al carbón, y su precio de venta sería también más asequible, por no hablar de la relación precio-durabilidad, que rondaría los 4-5 euros cada 100km.

Otro de sus puntos fuertes reside en la reducción de emisiones CO y NOx, que se desplomarían hasta un 25% y un 85% respectivamente, lo que contribuiría a combatir el «smog» y la elevadísima contaminación en las principales capitales europeas. De hecho, únicamente expulsaría plomo sin restos de partículas sólidas ni metales pesados. Desde luego, una gran noticia para nuestro Planeta.

No obstante, no es oro todo lo que reluce, y esta tecnología lleva aparejada una serie de desventajas insalvables. En primer lugar está la potencia. Este sistema de propulsión supone una pérdida del 10% de potencia con respecto a los motores diésel, lo que disgustaría a una parte de los automovilistas. Para estos consumidores, tan aficionados al coleccionismo, el gas natural les depara otra sorpresa desagradable: su vida útil, que está ligada a los tanques acumuladores de GNV, no superaría los 15-25 años.

Aunque el mantenimiento de los turismos se simplificaría radicalmente, las revisiones periódicas de dicho tanque tendrían un coste mayor que las actuales. Por otra parte, su modo de extracción es similar al del petróleo, lo que significa que continuaríamos abriendo la tierra en canal, perforando sus entrañas y dejando sus bosques y valles como un panal de abeja —tragedia que desaparecería con la llegada de la propulsión eléctrica.

El mercado de las autoescuelas necesita un cambio radical, y la propulsión GNV podría ser una de sus soluciones, si bien aún es pronto para dar rienda suelta al optimismo. La prometedora iniciativa de Gala podría, sin embargo, tener una mala acogida frente a los coches eléctricos. En cualquier caso, debemos congratularnos por disponer de otra alternativa a los combustibles fósiles que nos permita ser más respetuosos con el medio ambiente. ¿Y tú, qué opinas del coche de autoescuela de gas natural?, ¿crees que tendrá futuro? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


4 + = cinco