Así era la Escuela de Chauffeurs, la primera autoescuela de España donde las matrículas costaban 200 pesetas

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

En la actualidad se estima que en España conviven más de 9.000 autoescuelas, y cada año surgen nuevos centros, a pesar de la difícil situación por la que atraviesa este sector. Sin embargo, en 1906 sólo había una autoescuela en todo el territorio: la Escuela de Chauffeurs de Barcelona, un centro pionero que sentó las bases del resto de autoescuelas no sólo a nivel nacional sino también internacional, siendo anterior a las primeras de Gran Bretaña o Estados Unidos.

Escuela de Chauffeurs, la primera autoescuela de España-2

Barcelona acogió la considerada primera autoescuela de España, de la mano de Paco Abadal, un entusiasta del ciclismo y la automoción.

El pionero que logró que esta primera autoescuela ‘echara a rodar’ fue Francisco Serramalera y Abadal, por todos conocido como Paco Abadal. Este empresario y ciclista natural de Manresa, Barcelona, fue uno de los primeros conductores de la España de principios del siglo XX, así como un conocido sportsmen de la época.

Sería difícil calibrar el impacto de las iniciativas de Paco Abadal en la aceptación y desarrollo del coche como medio de transporte de masas. Parece claro que este barcelonés puso la primera piedra de la educación vial con la creación de la Escuela de Chauffeurs en su Auto-Garaje Central, un concesionario de La Hispano-Suiza, S. A., donde se comercializaron y repararon los primeros automóviles que rodaron por la península, así como de los primeros neumáticos de Michelin.

1906: nace la Escuela de Chauffeurs, primera de Barcelona y España y una de las pioneras internacionales en impartir educación vial

En la España de principios del siglo XX no existía una normativa específica que regularla la automoción en ninguna de sus formas. Ni qué decir tiene que los primeros centros de educación vial desarrollaron su actividad sin regulación aparente, operando en garajes y concesionarios y contando con un público muy minoritario.

En este contexto surge la Escuela de Chauffeurs de Paco Abadal, un conocido ciclista de Barcelona, que no tardarían en alcanzar fama como chauffeur o conductor. En 1906 comienza a preparar el lanzamiento de una escuela especializada en formar a futuros conductores, y durante el verano de ese mismo año aparecen en el diario Mundo Deportivo los primeros anuncios y notas de prensa.

Escuela de Chauffeurs, la primera autoescuela de España

La mayoría de estos recortes de periódicos pertenecen al diario MundoDeportivo, y permiten constatar que la Escuela de Chauffeurs fue la primera de Barcelona.

En algunos de estos recortes puede leerse: «Cada día es mayor el número de alumnos que concurren a la Escuela de Chauffeurs establecida en el Garage Abadal y Cª, habiendo sido examinado y aprobado por el ingeniero de la División de f.c. D. Alejandro de Madrid Dávila, el alumno de dicha escuela D. Jesús González». Otros dicen así: «La escuela de de chauffeurs, creada por el amigo Paco Abadal, continua viéndose muy concurrida; sólo en la pasada semana se dieron de alta a cinco nuevos chauffeurs, a cada uno de los cuales se le ha librado el oportuno certificado de aptitud».

El profesorado de la Escuela de Chauffeurs fue brillante, contando en su haber con un conocido chauffeurs llamado Derny, de origen francés y que se ganó una buena reputación por su habilidad al volante. Los contenidos educativos comprendían partes teóricas y prácticas, sin olvidar la parte mecánica, de mayor importancia para los conductores de aquella época.

Los alumnos de la Escuela de Chauffeurs circulaban en un vehículo de 4 cilindros, con doble alumage y otras características típicas de los primeros automóviles. Las matrículas tenían un coste de 200 pesetas, un precio elevado en relación al coste de los productos de la época, pero no del sector automovilístico, donde un modelo Brassier superaba las 3 mil pesetas en 1910.

La Escuela de Chauffeurs, precursora de otros centros similares a nivel nacional e internacional

A la Escuela de Chauffeurs de Paco Abadal siguieron otros centros similares a lo largo del territorio nacional, como la autoescuela destinada a chauffeurs de Madrid, creada por D. Ramón Roca. Este centro comenzó a funcionar un año después del de Abadal, en noviembre del 1907. Recibía a sus alumnos en su garaje del Paseo del Prado, en las inmediaciones del jardín Botánico.

Escuela de Chauffeurs, la primera autoescuela de España-4

Esta imagen muestra uno de los modelos de autoescuela utilizados por la British School of Motoring, el primer centro de educación vial del Reino Unido.

Las autoescuelas de España, Francia e Italia debieron sentar las bases de este floreciente sector a nivel internacional. Las escuelas homólogas del Reino Unido, Estados Unidos y otras naciones surgieron inmediatamente después. Un buen ejemplo es la British School of Motoring (BSM) del Reino Unido, que comenzó su andadura en 1910, ofreciendo cursos de capacitación práctica y reparación.

Posteriormente en Estados Unidos, la Universidad Estatal de Pensilvania comienza, de la mano del profesor Amos Neyhart, a impartir cursos de educación vial a conductores de secundaria en 1934. ¡Ahora es tu turno! ¿Qué te ha parecido esta información de interés histórico?, ¿echas en falta algún dato adicional? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


dos + = 3