¿Cuántas clases de radares existen? Conócelos al detalle

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

En los últimos años los radares de tráfico se han convertido en unos molestos habitantes de nuestras carreteras, que sin embargo contribuyen eficazmente a reducir la mortalidad al volante. El nuevo reglamento de 2015, además, incrementa la precisión de estos dispositivos, con una tecnología y ubicación optimizadas. Un porcentaje significativo de ellos ha sido trasladado a las vías secundarias (donde alrededor de 900 personas perdieron la vida el pasado año), por lo que ya nada puede escapar a sus redes. Pero, ¿cuántas clases de radares existen? ¿Dónde están situados? ¿Cuál es su tecnología? ¿Pueden burlarse? ¡Descúbrelo!

¿cuantas-clases-de-radares-existen-conócelos-al-detalle

Uno de los principales factores de siniestralidad es el exceso de velocidad, siendo la causa de muerte de uno de cada cuatro accidentados. Una realidad contundente, que ha llevado a la DGT a desplegar una completa red de radares, hoy motivo de discusión por la fiabilidad y verdadera razón de ser de estos dispositivos. Madrid, Cataluña y el País Vasco son las comunidades con la recaudación más alta, mientras que La Rioja, Cantabria y las Islas Baleares se encuentran a la cola en incidencias. Si no quieres pasar a engrosar la lista de conductores multados por este ojo invisible, te invitamos a conocerlos en detalle.

Radares fijos: el enemigo de los amantes de la velocidad

También denominados como ‘cinemómetros sin operador’, estos aparatos suman más de 300 en vías urbanas, secundarias e interurbanas y cuentan con margen de tolerancia (los de 90 saltan a 98, los de 100 a 109, etc). Al igual que los demás, deben señalizarse, aunque tráfico parece reservarse el derecho a actualizar (reducir sin avisar) dicho margen. La mayoría se encuentran en las autovías y carreteras nacionales de Barcelona, Tarragona, Madrid, Sevilla, etc., siendo Navarra la comunidad con menor número de dispositivos.

Radares móviles: precisión tecnológica, astucia humana

Comparten muchas de las características de los anteriores, pero están ubicados en coches patrulla (a veces camuflados). Si bien el públcio desconoce su ubicación exacta, tráfico avisa de los tramos donde podemos esperar la presencia de esto detectores. Hay 305 unidades en España y abundan principalmente en carreteras nacionales.

Radares de tramo: eficiencia sin peros

Sencillos, precisos e implacables. Estos detectores deben su nombre a su funcionamiento, dado que se ubican en los extremos de una vía o tramo determinado para calcular la velocidad media del conductor. Un sistema más sensato en todos los sentidos, que dispone de vigilancia antivandalismo e iluminación láser-led.

De ‘Foto Rojo’: ojo avizor en semáforos

Aunque técnicamente no pueden considerarse radares, participan de muchas de sus funciones, llegando a complementarse en determinados casos. Hablamos de sistemas electrónicos de constatación que detectan e indentifican a los conductores que se salten semáforos en rojo, por lo que el entramado urbano es su territorio. La cuantía de la multa puede ascender hasta los 200 euros, así que no deben subestimarse.

Helicóptero Pegasus: una mirada cenital casi infalible

A lo largo de sus dos años de vida, el helicóptero Pegasus se ha revelado como uno de los grandes aliados de la DGT, con dos poderosas cámaras de vigilancia (una panorámica y otra de teleobjetivo) y un margen de error de apenas el 2%. A diferencia de los anteriores, la de Pegasus es una herramienta más selectiva, que recorre vías principales y secundarias. Puede burlarse aunque es realmente improbable.

Radares invisibles: jaque mate a los detectores

Estos aparatos, prácticamente indetectables para los dispositivos antiradar, ya se emplean con normalidad en otros países de la Unión Europea. El Citröen C4 Picasso será el modelo elegido para alojar esta innovadora tecnología, que opera a frecuencias extremadamente bajas. Será capaz de monitorizar hasta seis carriles y mantener su efectividad aun con niveles lumínicos muy pobres.

Con la llegada del periodo estival, la precaución al volante parece relajarse y las incidencias en carretera se disparan. En consecuencia, la DGT pondrá en marcha 50 radares invisibles, entre otras medidas, para ‘dar caza’ a los posibles infractores. Ahora que estás familiarizado con ellos, debes contribuir a su causa: respeta los límites de velocidad y regresa sano y salvo de las vacaciones. ¡Anímate y comparte tus opiniones! ¿Conocías cada uno de esos radares?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− uno = 4