7 tips para superar el examen práctico

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

El examen práctico es una de las pruebas más desafiantes que deben superarse para alcanzar el ansiado carnét de conducir. En 2014 el número de suspensos se disparó durante el periodo estival, un pico alarmante que la DGT achacó a la mala preparación del alumnado. Esta deficiencia, sumada a los nervios y otros factores determinantes, constituyen las principales causas de suspenso. Por ello, es importante conocer de antemano algunos de los puntos clave de estos test. ¡Te presentamos 7 tips infalibles que te ayudarán a conseguirlo!

7-tips-para-superar-el-examen-práctico

La autoescuela, una elección vital. Al margen de las apariencias, la calidad y trayectoria del profesorado pueden variar de un centro a otro —sirvan de ejemplo las multas periódicas a autoescuelas que pactan precios o cometen otras ilegalidades—. Para estar seguro, preguntar a los antiguos alumnos puede ser una buena idea para sondear el historial, las incidencias, las tasas (que no debe exceder los 89,40€) y otros aspectos.

La importancia de los preliminares. Regular el asiendo, ajustar los retrovisores o abrocharse el cinturón son pasos elementales que no siempre se cumplen. Tampoco debemos olvidar, una vez en movimiento, la secuencia que precede a cualquier maniobra: atender al retrovisor y señalizar la maniobra en cuestión, antes efectuarla.

La precaución es la clave del éxito. De forma complementaria al punto anterior, subrayaremos que al examinador no le importa tanto la maniobra en sí como las precauciones que tomemos antes de acometerla. Mirar a los lados en cada intersección, estar atento a los retrovisores o llevar el control exhaustivo de la velocidad pueden marcar la diferencia entre el aprobado y el suspenso.

Lugares especialmente peligrosos. Los carriles de aceleración, las rotondas y los semáforos son los principales focos de errores. Es en estos puntos donde los nervios y la falta de concentración puede jugarnos una mala pasada, por lo que tendremos que permanecer atentos.

¡No estás solo en la carretera! Ciclistas, peatones, autobuses… Para muchos de nosotros es una cuestión elemental, pero determinados alumnos olvidan a veces que la nota final también depende de cómo se desenvuelvan con el resto de conductores y transeúntes, respetando los pasos de cebra, la distancia de seguridad, etc. De esta manera, demostraremos una correcta interpretación del código de la circulación y nuestra precaución al volante.

Las palabras del examinador son ley. Debes seguir todas y cada una de sus instrucciones (estacionar, hacer el stop, cambiar de carril, etc.). Recuerda que puedes consultar alguna indicación si crees no haberla entendido en su totalidad. Aunque no es obligatorio, repetir las mismas en voz alta manifestará tu disciplina y capacidad de atención.

Fallos comunes pero imperdonables. Son crème de la crème de los errores al volante, no tanto por su gravedad como por su recurrencia: olvidarse de conectar la luces en túneles, desviar la mirada a la palanca de cambios, pasar por alto algún intermitente o no mantener las manos en el volante, entre otras. La mayoría de ellas sólo conlleva una falta leve pero los profesores rara vez pasan por alto las faltas reiteradas.

Con estos consejos, aprobar el examen práctico será coser y cantar. Recuerda que una preparación óptima equivale invariablemente a un desempeño óptimo al volante. ¿Y tú, qué opinas de estos tips?, ¿te han sido útiles? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


siete − 6 =