5 pasos para convertir una autoescuela tradicional en una autoescuela online

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

¿Sabías que más del 85% de las empresas están inmersas en una transformación digital, según Brian Solis? El mundo 2.0 ha tenido un impacto disruptivo en los negocios más tradicionales, la mayoría de los cuales no han sabido reaccionar a tiempo y hoy pagan las consecuencias. El darwinismo digital se impone, pero no tiene por qué significar el fin de las autoescuelas estancadas en modelos clásicos. Incrementar la presencia online, diversificar la oferta o adaptarse a las redes sociales son algunos de los pasos a seguir para convertir una autoescuela tradicional en una autoescuela online y explotar este mercado floreciente. ¡A qué esperas para descubrirlos!

convertir-una-autoescuela-tradicional-en-una-autoescuela-online

Decidir cuál será el nuevo modelo de negocio

Para las autoescuelas la digitalización no abre uno ni dos sino cientos de caminos a seguir, y debemos elegir cuidadosamente cuál será el nuestro. Tenemos, por un lado, el modelo tradicional, esto es, el negocio físico que atrae a tus clientes a través de la publicidad invasiva. Su presencia en internet es nula, lo que ayuda a entender su declive, aunque supone una paradoja estadística (la mayor parte de los centros continúan estancados en este modelo).

En el extremo opuesto, encontramos a las autoescuelas digitalizadas de reciente creación, como Teorico.net del profesor Matías o Súper Express, que ha renunciado al medio físico para apostarlo todo al mundo 2.0. Hasta nuevo aviso, sus servicios se limitan al examen teórico, lo que les impide satisfacer todas las necesidades del sector. Por último, reconocemos el modelo más estable y exitoso, las autoescuelas con presencia física y online: Lara, Hoy Voy, Goya, etc. Su captación de clientes utiliza medios tradicionales y digitales, y se beneficia activamente del ‘showrooms’ y ‘webrooming’. ¿En qué consisten? Mientras en el primero nuestro cliente descubre el producto físico y lo compra/utiliza en internet (los temarios o test online, por ejemplo), en el ‘webrooming’ el aspirante se informa del producto en línea (una matrícula con descuento) y lo compra/utiliza físicamente.

Incrementar nuestra presencia online

Así pues, las autoescuelas que han sabido explotar internet sin renunciar al negocio físico, son con diferencia las más exitosas. La creación de un espacio web es un paso esencial para iniciar este modelo y convertir una autoescuela tradicional en una autoescuela online. No obstante, la presencia en internet no garantiza resultados, por lo que debemos utilizar los nuevos mecanismos publicitarios a nuestra disposición. Desde los anuncios en buscadores (Google AdWords, Bing Ads, etc.) hasta la publicidad en redes sociales (Facebook Ads, Twitter Ads, etc.). Inútil será crear una página web si no logramos generar un flujo estable de visitantes.

Aprovechar la demanda digital

Considerar el espacio web como otra vía de captación de clientes es uno de los errores más extendidos entre las autoescuelas. La demanda digital ha obligado a los centros a reaccionar y diversificar su oferta: desde los test online hasta los videotutoriales para aprender a conducir. La mayoría de estos servicios no están monetizados, pues su objetivo no es generar ingresos sino fidelizar al futuro cliente. En consecuencia, no es casualidad que los centros con mayor presencia en internet sean más exitosos.

Adaptarse al medio social

Este sector no es diferente a cualquier otro y cuenta con un ‘target’ o público objetivo muy definido. Los aspirantes al carnet tienen entre 18 y 25 años y son nativo digitales, lo que significa que utilizan activamente las redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, etc.). Moverse en su elemento es la mejor forma de conectar e interactuar con ellos, lo que nos proporcionará tres beneficios inestimables: mayor fidelización, mayor recuerdo de marca y mayores posibilidades de conversión o compra. En otras palabras, adaptarse al medio social es una apuesta segura para incrementar las ventas.

convertir-una-autoescuela-tradicional-en-una-autoescuela-online

Diferenciarte de la competencia

Desafortunadamente, España cuenta con más 8.000 autoescuelas, y podemos estar seguros de que la mitad está implementando algunas de las medidas antedichas. La única forma de evitar la guerra de precios y otras medidas reactivas frente a tus competidores pasa por crear valor de marca. Hablamos de diferenciación, de exclusividad y de identidad, tres cualidades que han sabido ofrecer centros como Hoy Voy. ¿Por qué un cliente debe elegir nuestra autoescuela y no las otras 10-15 de la ciudad? La única forma de capturarlo consiste en ofrecerle un valor añadido que no pueda encontrar en los demás centros. De lo contrario, siempre dependeremos de las ‘grandes rebajas’ y los ‘ofertones’ para atraerlos a nuestra puerta, un recurso que a veces nos obliga a reducir la calidad del servicio.

Siguiendo estos pasos, convertir una autoescuela tradicional en una autoescuela en línea y subirse al tren de la globalización será pan comido. Es importante pensar a medio-largo plazo y construir un plan de negocio a uno, dos y hasta tres años vista. De lo contrario, en lugar de aprovechar esta oportunidad correrás la suerte de cientos de autoescuelas, fracasando y sirviendo de abono para que otros centros siembren la semilla del éxito. ¿A que desearías que fuera la tuya?, ¿qué opinas de la digitalización del sector de las autoescuelas? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


2 + = ocho