Cómo aparcar el coche de autoescuela (y no morir en el intento)

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

¿Sabías que el estacionamiento indebido es uno de los errores imperdonables que no debes cometer durante el examen de conducir? Y sin embargo, sería difícil encontrar a un conductor que no haya cometido esta falta la primera vez que se matriculó. A decir verdad, saber cómo aparcar un coche de autoescuela está lejos de ser un desafío, pues sólo deberemos conocer la técnica y acumular un poco de práctica para estacionar el vehículo en espacios donde, a priori, habríamos considerado imposible. ¿Te animas a descubrir todos los secretos acerca del ‘arte’ de aparcar?

como-aparcar-un-coche-de-autoescuela-consejos

Que aparcar supone un mal trago incluso para los conductores más avezados, lo sabemos todos. De hecho, los psicólogos ya han acuñado un nombre al miedo a estacionar el vehículo en paralelo: la paralelofobia. No debemos confundir este término con la amaxofobia o miedo a conducir a general, una dolencia que afecta a más de 15 mil personas en nuestro país. Si crees padecer este problema en cualquiera de sus formas, no dudes en descubrir los mejores tips para combatir la amaxofobia.

Cómo aparcar en el examen, en 4 sencillos pasos

Encuentras un aparcamiento libre, el examinador te indica que estaciones…, ¿y luego qué? Cada año miles de aspirantes al permiso de conducir deben afrontar esta problemática. Si te preguntas en autoescuela cómo aparcar un coche, no te pierdas los siguientes pasos, que ilustran una maniobra genérica para conseguir el perfecto estacionamiento:

Paso 1: maniobra inicial

A la hora de aparcar, un paso esencial es introducir el vehículo de forma correcta en el espacio disponibles. Sea pequeño o grande, tendremos dificultades si no efectuamos esta maniobra de forma correcta. Por ello, y suponiendo que estacionamos el coche en la parte derecha de la vía, deberemos dar marcha atrás girando el volante a la izquierda hasta su punto máximo. De esta forma, ceñiremos el radio de giro y lograremos introducirnos en el aparcamiento con mayor facilidad.

Paso 2: apurando el bordillo

Una vez divisemos por el retrovisor izquierdo el espacio o coche inmediatamente posterior a nuestro aparcamiento, debemos continuar marcha atrás hasta tocar (ni golpear ni subirse) el bordillo de la acerca, que determinará el punto máximo que podemos apurar para terminar esta primera maniobra. De hacerlo correctamente, el resto debería ir como la seda.

Paso 3: todo a la derecha

Inmediatamente después de tocar o aproximarnos al bordillo del arcén, giraremos el volante a la derecha (hasta su límite) y avanzaremos hacia adelante tras poner la primera marcha, sintiendo como el vehículo se endereza y alinea en paralelo con la acera.

Paso 4: finalizar

Una vez nos encontremos en paralelo con el arcén, procederemos a poner el volante en su posición neutral, con las ruedas delanteras rectas, y aproximaremos el parachoques delantero hasta la parte trasera del vehículo u obstáculo inmediato al aparcamiento. Cuando nos hayamos ubicado en su mismo centro, anclaremos el vehículo con el freno de mano. Es importante centrar el coche en el aparcamiento, pues de lo contrario podríamos limitar la posibilidad de maniobrar de otros conductores, incrementándose así el riesgo de ser golpeados.

3 formas de aparcar en examen y las mejores prácticas

Aunque es más que probable que durante el examen, sea al propio docente quien nos indique dónde estacionar el vehículo (que en un 99% de posibilidades será el propio parking de la autoescuela), también podría sugerirte que «aparques en cuanto puedas», por lo que conviene saber los diferentes tipos de estacionamientos que podemos encontrarnos y las ventajas que ofrecen.

como-aparcar-un-coche-de-autoescuela

En línea: con toda probabilidad, el aparcamiento en línea es uno de los más comunes en los grandes núcleos urbanos, así como el más desafiante, pues deberemos maniobrar con habilidad para estacionar en espacios que, en ocasiones, nos parecerán imposible. Como es natural, contra mayor sea el espacio disponible, más fácil será el estacionamiento.

En batería: los aparcamientos en paralelo también son frecuentes en el territorio español, siendo el sistema más utilizado por los parkings de aeropuertos y centros comerciales, por ejemplo. Los vehículos se estacionan con un ángulo de 90 grados en relación al bordillo. A la hora de maniobrar para aparcar, lo recomendable es abrirse lo suficiente para acceder sin tocar a los vehículos ubicados a ambos lados.

En diagonal: como su propio nombre indica, este tipo de aparcamiento se organiza con un ángulo de 45 grados, lo que facilita notablemente la maniobra de estacionamiento. Para realizarlo adecuadamente, deberemos rebasar el espacio libre y dar marcha atrás girando todo el volante en dirección el mismo, hasta aproximarnos al bordillo, respetando siempre las líneas blancas.

Y es que en autoescuela cómo aparcar un coche no es realmente difícil. Únicamente necesitas conocer las técnicas, ejercitarte y confiar en tí mismo, para que los temidos nervios no te jueguen una mala pasada en el momento más inoportuno. ¡Anímate! ¿Qué opinas de estos consejos? ¿Podrías añadir alguno más de tu propia cosecha? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

2 pensamientos en “Cómo aparcar el coche de autoescuela (y no morir en el intento)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− 1 = ocho