¡Conoce la increíble historia detrás de BMW, Mercedes, Ferrari y algunas de tus marcas automovilísticas!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

¿Por qué Mercedes tiene nombre femenino?, ¿de dónde procede el ‘caballino’ de Ferrari?, ¿qué representan los diamantes de Mitsubishi?, ¿y el tridente de Maserati? La historia oculta de estas y otras marcas automovilísticas te sorprenderá por su originalidad y autenticidad. Hablan del valor, de la pureza y del deseo constante de innovación que impulsaron a los grandes pioneros del siglo XX a conseguir proezas inimaginables. ¡No te lo puedes perder!

conoce-la-increíble-historia-detrás-de-bmw-mercedes-y-algunas-de-tus-marcas-automovilísticas

El automovilístico es uno de los ‘lobbies’ más poderosos y representativo de Alemania. El vehículo es «el arma del alemán», como señalan desde El Mundo, «símbolo de libertad, autonomía y autosuficiencia». Sus marcas no son corrientes y, como es lógico, no podía tener historias corrientes. El logo de BMW es un ejemplo excelente, inspirado en las hélices de un avión/molino de viento, con los colores nacionales de Baviera y las formas primigenias de la empresa Rapp, que se dedicaba a la fabricación de aeroplanos antes de ‘aterrizar’ en la automoción.

Los anillos de Audi, por su parte, representan la unión, la fuerza y el compromiso de Hoch, DKW, Audi y Wanderer, cuatro fabricantes de coches que dejaron a un lado sus diferencias para sobrevivir a la Gran Depresión de los años 30. Por otra parte, Volkswagen, más allá de la triste controversia suscitada por los motores TDI CR, ocupa un lugar destacado en la Historia sobre ruedas. Debemos tanto el nombre como el emblema a Franz Xaver Reimspiess, a quien que aunase las letras V y W. Volkswagen significa ‘coche del pueblo’.

Los de Mercedes-Benz son uno de los orígenes más bellos. Emil Jellinek, que comenzó vendiendo los modelos de la Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG), propuso a Wilhelm Maybach en 1902 la construcción de un vehículo de gran potencia, que llevaría el nombre de su hija, Mercedes. La estrella de tres puntas simboliza la dominación de la tierra, el mar y el aire, envueltos de un círculo perfecto.

Otra rareza la encontramos en la multinacional sueca Volvo, cuyo nombre significa ‘yo ruedo’ y su logo alude al Dios Ares. Su trueno de hierro, en el extremo superior derecho, debía transmitir la resistencia de sus coches, aunque en estos tiempos locos se lo considere un símbolo de supremacía masculina.

La ‘macchina’ italiana y la fuerza renovadora japonesa

Las marcas italianas son sinónimo de artesanía, velocidad y calidad, con líneas y diseños que quitan el aliento y más de 500 CV bajo un mismo capó. Hablar de Ferrari, por ejemplo, es hablar de una leyenda viva del motor, cuyo fundador Enzo Ferrari utilizó el Caballino Rampante desde 1923 en honor del as italiano Francesco Baracca. Basta echar un vistazo al tridente de Maserati para reconocer el arma de Neptuno, inspirador de la fuerza y el valor que demostraron los hermanos Alfieri, Ettore, Ernesto y Bindo Maserati para construir algunos de los mayores mitos sobre ruedas que se recuerdan, con permiso de sus rivales ferraristas.

conoce-la-increíble-historia-detrás-de-bmw-mercedes-y-algunas-de-tus-marcas-automovilísticas-primeros-vehículos

Primer modelo de Mercedes, de 1886

Pese a las apariencias, Japón atesora una gran cultura automovilística, no basada únicamente en la exportación desmedida de modelos sino en la innovación pura, como reconocemos en el motor rotativo Wankel introducido por Mazda. Esta empresa, que lleva el apellido de su creador, Jyujiro Matsuda, se apoya en los pilares de la sabiduría y la armonía, presentes en la deidad Ahura Mazda.

En 1870 Yataro Iwasaki, de ascendencia samurai, fundaría la conocida Mitsubishi, cuyo significado literal es “diamante de tres puntas”, como identificamos en su logotipo. El emblema de Toyota, por su parte, está compuesto por tres eclipses: producto, cliente y alcance internacional.

El sector de las autoescuelas se ha mostrado favorable a utilizar los modelos de Renault y Peugeot, tan seguros y eficientes como asequibles. La primera de estas marcas fue creada por Louis, Marcel y Fernand Renault y debe su icónico rombo a Wolf Olins, a quien se apretó las tuercas para que ideara la insignia más económica posible. La marca del león, peugeot, cuenta con más de 200 años de historia y ha fabricado sierras, bicicletas, herramientas e incluso molinillos de café. Aunque su imagen ha cambiado constantemente, el animal africano nunca ha faltado a su cita.

Historias de superación, de entrega y sobretodo, de amor por los coches, que desvelan el carácter oculto de algunas de nuestras marcas predilectas. Sabemos que nos dejamos en el tintero grandes hitos de la Historia, como Ford, Porsche, Rolls-Royce o Jaguar, cuyos secretos desvelaremos en un futuro. ¡Anímate! ¿Qué te han parecido los orígenes de estas marcas?, ¿podrías añadir algún dato más? ¡Compártelo con nosotros!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− 3 = tres